Soñamos con un nuevo día, cuando el nuevo día no llega. Soñamos con una batalla, cuando ya estamos luchando.
~El club de los poetas muertos.

lunes, 21 de octubre de 2013

''Light a cigarette and wish the world away''

Hacía mucho que no me sentía feliz. Feliz de verdad, de sentir que todo va bien y que por muchas cosas malas que puedan pasar mi sonrisa siempre seguirá ahí. Y me alegro de poder decir que ahora mismo soy feliz.

Con el tiempo he aprendido a apreciar cualquier cosa que pasa en mi vida, porque todo se va con la misma rapidez que llega y no se puede depender de todo lo que se tiene. A lo que quiero llegar es que tras muchos golpes con la misma piedra, he aprendido que no podemos permitir que toda nuestra felicidad y bienestar dependan de los demás, o más bien de una sola persona. Tendemos a poner toda nuestra atención en esa persona de tal manera que todo lo que les pasa nos afecta más a nosotros que a la persona en concreto. Y eso no está bien. No me refiero solo a las parejas, también me refiero a, por ejemplo, una madre y sus hijos o un niño y su mascota. Está bien preocuparse por aquellos que quieres, pero no debemos llegar a los límites tampoco.

Resumiendo, estoy feliz de poder decir que he aprendido a ser feliz con lo que tuve y tengo, y ansiosa ante la idea de no saber qué pasará en el futuro. Antes me daba miedo mirar adelante, enfrentarme a lo que me esperaba fuera porque me sentía insegura sin alguien a mi lado. Ahora soy capaz de enfrentarme a cualquier obstáculo que se me ponga delante, y quiero decir que por muy mal que os estén yendo las cosas, por muy mal que os sintáis, por muy incomprendidos, tristes, solos, deprimidos que os encontréis...el tiempo pasa, y todo mejora. Nadie dice que mañana sea cuando todo cambiará, pero sí que algún día lo hará. No podemos controlar cuándo ni cómo, simplemente aceptarlo para poder seguir adelante -sonriendo- que es lo más importante.

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada