Soñamos con un nuevo día, cuando el nuevo día no llega. Soñamos con una batalla, cuando ya estamos luchando.
~El club de los poetas muertos.

martes, 27 de marzo de 2012

Las palabras sólo hieren cuando te importa verdaderamente quien las dice.

Muy a menudo la gente tiene la manía de hablar de ti sin conocerte. O incluso hablan de ti creyendo ser tus amig@s. Dicen cosas, sus opiniones sobre lo que haces y cómo lo haces. Normalmente todo lo que dirán de ti será malo, no porque te odien, sino porque es ley de vida. Todos tendemos a hablar mal porque para todos lo más fácil es señalar los defectos de los demás, ¿qué clase de personas seríamos si nos pasáramos la vida hablando de sus virtudes? Engordaríamos su ego.

Claro que cuando oyes lo que dicen de ti, te va a molestar..Solo tienes que saber hacer oídos sordos. Si lo que te dicen es una crítica de esas que te dejan oliendo el meado de los vagabundos y sale de la boca de un ''amigo'' tuyo, lo que está claro es que no es tu amigo. No olvides que los mejores amigos son aquéllos que sólo te dan un consejo cuando se lo pides, por lo que sino no tienen ningún derecho a decirte nada. Si se da éste caso ya eres tú quién elige lo que hacer. Pero si ha salido de la boca de una persona que apenas sí sabe tu nombre, entonces cariño, haz oídos sordos.

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada